lunes, 14 de julio de 2014

Quizá un sueño pueda nacer

Un día mas, de vuelta a la cama, pensando en lo mismo que ayer, con ganas de hablar contigo y poder decirte lo que no me atrevo a decir a nadie, con ese maldito fuego destruyendo mi garganta cada segundo que paso a tu lado o simplemente pensando en ti, desde luego se lo complicado que puede llegar a ser, podría hacer algo, pero no quiero alejarte de mi, yo al único sito al que me iré sonriendo es al mundo de los sueños, cada día, cada noche, porque ahí es donde realmente podre tener el valor de mirarte a los ojos y cogiendo tu cintura susurrarte al oído; te quiero. Y tus labios serán mios un breve instante, mientras despierto una vez más en este pequeño mundo llamado realidad.

domingo, 19 de enero de 2014

No logro ver

Es esa sensación de alegria pasajera que crees tener y que parece ser algo que durará para siempre, hasta que te das cuenta de que no es así, pero da igual, dentro de poco lo volverás a sentir, es siempre así, tan felices que nadie nos puede tocar, tan atados que nos empezamos a ahogar.

Lo mas triste es ver que estas solo, tan solo que todo está oscuro, tan oscuro que ya no puedes ver ni tu propia sombra de lo que una vez fuiste, pero sí los fantasmas de lo que podrías ser. Pero la tranquilidad que se siente cuando estamos solos, cuando no nos encontramos ni a nosotros mismos, es algo que merece la pena, porque hace que nos pongamos en pie, abramos los ojos y encontremos la puerta que nos saca de la soledad para nunca volver a vagar sin sentido en ella.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Quiero enseñarte algo

Es mejor que empiece desde antes de todo esto, desde que tu vida cambia por completo, desde que vuelves a tener el control de tus pies.

Miras bien a tu alrededor y piensas que todo está perdido, que ya has visto todo lo que tenias que ver, que ya no necesitas mas... Escucha tus propias palabras, ¿de verdad eres capaz de creer algo asi?

Olvidas una cosa, mirar hacia delante, ver todo lo que tienes por recorrer, no te das cuenta que te estan dando la mano y no eres capaz de girarte, escuchate, tus palabras hablan de un pasado maravilloso y bonito... pero tu presente dice que el dolor llama a la puerta y ese dolor es tu pasado, no le dejes entrar...

Mirate, saludas sonriente ese pasado mientras el se limita a observarte sin hacer nada por ti, y dejas de prestar atencion al futuro que busca tu felicidad...

Cuando te des cuenta que ese pasado es solo un recuerdo y no te va a contestar, abriras los ojos y observaras que el futuro ya no esta ahí, volveras a buscar tu pasado y tampoco lo encontraras...

¿Que te queda al final?

Dos sombras mudas, tu pasado, en un rincon llorando y tu futuro, riendose de ti en la distancia

Abre los ojos...

domingo, 17 de marzo de 2013

Lagrimas de una rosa

Su corazón estaba congelado por el frió invierno que atrapaba su alma, el tiempo pasaba como si no existiera el dolor, el amor, la felicidad o la tristeza. No sentía, no le importaba nada hasta que sus palabras volvieron a brillar, entonces se encendió una llama en su interior que comenzó a extenderse lentamente por todo su cuerpo acariciándole con una cálida sonrisa, y sus ojos volvieron a lucir, dejaron de llorar por no sentir.

Ella lloraba, y sus lagrimas fueron a caer sobre el rostro de aquel chico que no pudo evitar estremecerse al pensar que aquella chica, la chica de sus sueños sufría. Y sintió miedo, no podía dejarla así  pero tampoco quería hacer mas daño, sabia que iba a ser duro el camino, pero es lo que había elegido desde el principio y así seria hasta el final, decidió hacer siempre todo lo posible por ella, que al final del camino ella levantara la mirada para observar el pasado y solo pudiera dejar caer una sonrisa antes de volar muy alto hacia su cielo donde el esperaría con impaciencia.

Ya no hay dolor, yo te curaré.
Ahora ya es tuyo mi regazo.
Ya no hay lagrimas, yo las secaré
Mañana seré yo quien te de un abrazo.

jueves, 28 de febrero de 2013

Ese dia tan especial

Comenzo a morder suavemente su delicado cuello, cada vez con mas ganas, a ella se le aceleraba el pulso y la respiracion cada vez mas, el acariciaba lentamente su cadera mientras seguia subiendo hasta tocar con la lengua la oreja, su cuerpo se estremecia y cada escalofrio era mas intenso, mas placentero, poco a poco se deslizaba hasta su boca para besarla, con los ojos cerrados y la boca ligeramente abierta respirando muy fuerte mientras continuaba bajando los besos hasta llegar al pecho y girar hacia uno de sus senos, ella no pudo dejar escapar un gemido cuando alcanzo a morder, con soltura, la lengua seguia haciendo lo que empezaron sus dientes al llegar ahi, y tras unos instantes placenteros levanto la mirada levemente, la miro a los ojos y con una sonrisa, comenzo a bajar besando su cuerpo hasta llegar al ombligo, el pantalon le obstaculizaba, deslizo sus dedos hasta llegar a la hebilla del cinturon, y de un tiron lo sacó entero, desde la tripa deslizando la mano hasta dejar el pantalon por encima de su mano, vacilo un poco y cambió de direccion hacia la cadera, volvio a sonreir de una forma mas lujuriosa que antes, ella se mordio los labios y le dijo con un tono muy bajo, ''no pares ahora''

domingo, 3 de febrero de 2013

Una rayo de esperanza

Estaban caminando hacia el lago, cuando el saco algo de su bolsillo, lo apretó muy fuerte y pegado a su pecho cerró los ojos unos instantes, el viento comenzaba a soplar, las nubes se alejaban de la zona dejabdo un circulo despejado y una extraña sensación de calor inundaba el lugar.

El viento parecía susurrar una canción  el sol brillaba como nunca antes lo hizo, todo era diferente, la sensacion de estar vivo otra vez... todo se quedó en silencio el sol dejo de brillar, el viento se cansó de soplar y entonces abrió los ojos, miro al cielo con los ojos teñidos color sangre y una luz desde su interior, lanzada directamente al sol, iluminó todo otra vez, cayo al suelo, pálido,  sin un solo gesto de dolor, casi sin aliento, como despidiendose del mundo.


lunes, 28 de enero de 2013

Las rosas tienen espinas

Las nubes cubren hoy el cielo, las estrellas ya no tienen tanto brillo como antes, la luz que guiaba hacia la cima se ha escondido entre las espesas nieblas del rencor, el odio, el miedo, las esperanzas perdidas.

El camino se oculta a su paso cada vez mas, ya apenas se pueden ver resquicios del mañana, sabe que todo sigue ahí  pero no puede verlo, no quiere sentirlo, el corazón se acelera cada vez que visitamos nuestros pasados mas bonitos y brillantes, descubrimos que la oscuridad se ha instalado a vivir entre nuestra piel, que las alegrías son frustradas por amagos de dolor, que lo precioso de cada momento se oculta tras una mascara de ilusiones bloqueadas por una fuerza incontrolable que nos impulsa a volar hacia los mas remotos lugares de la maldad, acomplejados por la idea de destruir en un falso intento de amar todo lo que siempre hemos deseado.

Algunas veces el problema no es el hecho de no saber amar, sino el no saber como ahogar ese inhumano olor a destruccion que no se puede ocultar.

Siéntelo, siente el miedo, observa como poco a poco se apodera completamente de tu ser, te darás cuenta que lo estas haciendo mal, te veras caer al vació  sin seguridad pero no podrás hacer nada, sufre en silencio tu absurda agonía  tus deseos, tu amor, tu luz... es de cristal, tocaras el suelo y se romperá en mil pedazos, intentaras reconstruirlo, pero con los temblores de la soledad que llenan de vacío tu interior lo colocaras mal y volverás a romperlo, los sudores de tristeza no te dejaran ver con claridad, el llanto secara tu alma y tu corazón.

Pero nunca dejes de intentarlo, nunca dejes la esperanza atras, porque lo que importa no es ganar, no importa perder, no importa la razon que te impulse a hacer lo que haces, sino el camino que estas recorriendo, y algun dia, con una lagrima en la mano, guardada de los tiempos del ayer, un beso en tu bolsillo y la sonrrisa que jamas podra ser borrada recordaras todo, con alegria, porque sabes que lo que no has hecho es rendirte en ningun momento de tu vida, no tires jamas la toalla y si la vida te empuja a caer por un vacio enorme, saca tus alas vuela muy alto y sonrrie

domingo, 27 de enero de 2013

Hacia el horizonte, nuestro hogar

Ves ese camino de ahí enfrente? esta muy oscuro... esta lleno de cosas malas, obstáculos .. y todo esta muy lejos de aquí...

aun así caminare... no hay alternativa, eso o me quedo atrás...

Llevaba mucho tiempo caminando por aquel espeso bosque, se escuchaban voces rugidos, de vez en cuando la raíz de algún árbol que sobresalía le hizo tropezar, tenia que sortear ciertas zonas ya que la espesura no le dejaba caminar, y después de tanto tiempo llego, llego a un lugar, era una pequeña caseta en el medio de aquel maldito lugar, se decidió a entrar en busca de ayuda, pero no había nadie, aun así parecía un buen sitio para pasar algún tiempo, era agradable, de vez en cuando pasaba alguien por allí  pero ninguno se paro a mirar, algunos iban tan zafados en el camino que ni levantaban la cabeza para mirar, ¿tanta prisa tienes? se preguntaba a si mismo.

El tiempo parecía no avanzar estando en ese lugar, ya no tenia fuerzas para seguir caminando, poco a poco perdió la esperanza de alcanzar su destino y decidió que lo mejor seria abandonar, al fin y al cabo no se estaba tan mal en ese refugio, hasta que apareció ella, desde lo lejos miraba, tardo un tiempo en decidirse a echar un vistazo en la casa. Una vez llego le dio la bienvenida y estuvieron horas hablando sobre el camino, muchas risas, lamentos, alguna que otra lagrima se deslizaba sobre su fino rostro y alguna cosa de la que no se atrevían ni a hablar.

Decidieron continuar el camino juntos, de ese modo no habría ningún obstáculo que pudiera bloquear el camino, unidos podrían vencer cualquier cosa que se les interpusiera, y comenzaron a caminar, al principio costaba llevar el mismo ritmo, se hacia difícil hacer las cosas de la misma manera, pero con el tiempo se fueron dando cuenta que poco a poco las cosas salían mejor, que poco a poco el maldito camino cada vez se hacia mas fácil y que cuando uno se caía al suelo, ya no dolía tanto como antes e incluso algún que otro contratiempo se esfumaba mas rápido de lo que había llegado ahí.

Se que algún día llegaremos a la tierra de los sueños, se que en algún momento podremos descansar juntos, tendidos en el suelo, con tu mano agarrada a la mía, de algún modo llegara el día en que las lagrimas alcanzaran el suelo y nunca más recorrerán nuestras caras, el dolor ya no molestara mas, y recordaremos juntos con una sonrisa en la cara aquellos momentos del pasado que marcaran nuestro futuro.

martes, 18 de diciembre de 2012

¿Recuerdas? esto es para ti

A lo lejos se ven unas ruinas, un castillo enorme medio derruido, pero con un bonito cielo azul, la playa esta cerca, pero las aguas no están tranquilas, una bruma se ve a lo lejos, no parece muy prometedor...

Desde el incidente ya nada esta en su lugar.

Caminaba triste por la orilla de la playa, largas horas de paseo sin dejar de mirar la fina arena que se colaba entre los dedos de sus descalzos pies, el viento se encargaba de zarandearla de un lado para otro con la ligera brisa que azotaba el lugar, acompañada de las olas llegando hasta rozar levemente la planta de sus pies y arrastrando poco a poco los granitos de arena que se encontraban cercanos a la orilla.

No podía pensar en otra cosa, estaba presente en todos los rincones de aquel paisaje, hasta que apareció ella y con una gran sonrisa en la cara, corrió hacia el y le abrazo muy fuerte. Una lagrima recorría su cara hasta llegar a desprenderse de ella y golpear el suelo, sus palabras traían mucha distancia, tenia que marcharse y decir adiós para siempre, pero el insistió en que se quedase con el para siempre, decidió incluso como ultima instancia seguirla allá donde sus pies la llevaran, pero era imposible.

Pasaban las horas y no podía dejar de pensar que lo ultimo que le quedaba en ese mundo, su única esperanza se marchaba para siempre, ni siquiera sabia si volvería a ver su sonrisa, tan perfecta y a la vez tan imperfecta, con un toque de dulzura que se convertía en algo que le llenaba de ilusión, jamas podría olvidar tampoco esas noches contemplando las estrellas desde aquella enorme explanada y hablar de tantas cosas que pasado un tiempo era imposible recordar el inicio de la conversación...

... Habían pasado ya muchos años de aquello, lo recordaba como si fuera ayer, aquella playa, el abrazo, esa triste lagrima y su despedida, después de tanto tiempo ya casi había perdido la esperanza de encontrarse de nuevo con ella, pero guardaba un recuerdo suyo, algo que por muy lejos que estuviera  por mucho tiempo que hubiera pasado, su recuerdo se mantendría ahí y la esperanza nunca cesaría completamente. Lo único que ella se dejo fue aquel beso que decía tantas cosas, el ultimo adiós, el no te olvidare jamas, el aroma a felicidad que pronto se convertiría en un triste distanciamiento.

Ya estaba todo listo, pretendía partir esa misma tarde hacia las ruinas de la ciudad, tenia una ligera corazonada, ella estará allí pensó, ¿donde sino?. Fueron largas semanas de camino hacia allí pero se acercaba ya al lugar, se veía la silueta a lo lejos de grandes edificios, llevaba mucho tiempo sin ver algo así, había dedicado los últimos años a reconstruir su pequeño lugar, pero ahora tenia que volver, faltaba algo allí. Ya llegando a la ciudad se encontró con que no todo estaba tan mal como se veía a lo lejos, parece que todo ha cambiado mucho, no esta mal. Se dedico a buscar durante días en cada uno de los rincones de aquel lugar, con la esperanza de por lo menos encontrar una simple pista, un indicio de ella, algo que le sugiriera que seguía estando bien, no encontró lo que buscaba, dejo caer una lagrima, seca en su interior, sin ya ni una sola pizca de esperanza y partió de nuevo hacia su hogar.

Ella estaba allí esperando cuando regreso, la encontró triste, sentada allí donde siempre observando el cielo, mirando las estrellas, se acerco sin hacer ruido pero ella se giro, rápidamente cambio su cara, la de los dos, se abrazaron y sin decir ni una sola palabra pasaron horas con la mirada clavada en la inmensidad del universo.

Tan grande, tan infinito y aquí estamos, juntos... soy muy afortunado estando a tu lado.

lunes, 15 de octubre de 2012

Mind blast is coming soon

Cuando los golpes empiezan a doler aun teniendo armadura, cuando te traiciona incluso tu propio cuerpo, tu propia mente, cuando tus ganas de seguir luchando ya no llevan a ninguna parte...

Pasan las horas, el reloj ya siempre marca el mismo instante, un pequeño momento de tiempo en el que algo cambia tu vida, hay mucho que pensar, mucho que hacer para volver a reorganizar todo y dejar todo en su sitio o buscar un nuevo lugar. El tiempo se detiene para él, pero no para los demás, pero no es capaz de ponerlo otra vez en marcha, necesita un poco de orden en su mente, pero las ganas de hacerlo son frustradas por el miedo a perder algo por el camino o encontrar el olvido.

Hay una pieza que no encaja en el puzle, pero son demasiadas para encontrarla, quiza si lo monto entero descubra cual es, pero ya seria demasiado tarde, mucho tiempo perdido, muchas ilusiones hechas para al final tener que volver a desmontar el puzle y empezar con otro.

El reloj de arena se acerca a su fin.